Rozando

Estos días he estado de reuniones familiares, viendo a parientes que no he visto en años y a otros que juraría no haber visto jamás, y soportando el comentarios de: “que manos más frías tienes chiquillo, parece que estés muerto“, una, dos, tras, y hasta cuatro veces. Habría sido molesto, pero estábamos en el tanatorio y no podía dejar de pensar que en el fondo tenía cierta gracia.

El caso es que me puse a contar los casos de depresión y otros desordenes mentales en la familia, tanto por la rama paterna como por la materna y el dato es inquietante, y me quedo con la sensación de que cuento de menos.

 

Anuncios

0 Responses to “Rozando”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: