Dr. Who

Estas semanas he estado ocupado por las noches poniéndome al día con Dr. Who, la serie británica de culto que sigue las andanzas del último de los señores del tiempo, y aunque ahora puedo decir que soy un creyente más y estoy enganchadísimo, he de reconocer que el primer contacto con la serie hace algo más de un año fue totalmente decepcionante, apenas pude terminar dos episodios de una serie de corte juvenil, casi infantil, con unos efectos especiales pobres, con unos villanos vergonzosos y con unos personajes simplistas e histriónicos, especialmente el doctor interpretado por Christopher Ecclestone.

En fin, que no me convenció para nada, pero hace unas semanas me decidí a darle una segunda oportunidad, y la verdad es que pasada la primera temporada, a partir de la segunda la cosa mejora mucho muchísimo.

Por las características del personaje, se presta a que cambie regularmente de interprete, algo que ocurre a menudo (creo que en total, contando la versión clásica, llevan 11 encarnaciones distintas del doctor). Pues bien, con la segunda temporada llegó también David Tennant para interpretar al doctor, y ese es uno de los puntos de inflexión, Tennant le da mucha más frescura y naturalidad al personaje, sigue siendo una cabra loca pero resulta mucho más simpático y carismático.

Otro punto que mejora drásticamente son los guiones. La serie está formada habitualmente por episodios conclusivos de temática muy variada, ya que el doctor puede viajar en el tiempo y en el espacio, lo que ocasiona que un episodio pueda ser en la actualidad, otro en una nave espacial en el año 5000, y otro ser una historia de fantasmas en el siglo XVIII. Esto sigue siendo así en sucesivas temporadas, pero en general los episodios se van haciendo algo más oscuros y adultos, especialmente los de Rusell T. Davis y los de Steven Moffat, este último sobresaliendo muy por encima del resto de guionistas, alcanzando en algunos episodios cotas de genialidad absoluta.

Acabo de terminar la cuarta temporada y aún me quedan unas cuantas más en la recamara, con nuevo cambio de doctor incluido, pero no podía esperar más a recomendar la serie a cualquiera de los escasos lectores del blog, si superáis el choque inicial de los primeros episodios seguro que os engancharéis irremediablemente como yo. No esperéis ciencia ficción dura a lo Arthur C. Clarke, porque no la encontraréis en Dr. Who, pero sí grandes historias muy variadas pero con constantes referencias friki-geeks-nerds que harán las delicias de todo buen aficionado a la ciencia ficción.

Allons-y!

Anuncios

0 Responses to “Dr. Who”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: