Algo huele a podrido

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado la validez de buena parte de las escuchas telefónicas realizadas en prisión a los acusados en la trama Gürtel, porque según estos se vulnera la confidencialidad abogado-cliente. Es importante destacar que estas escuchas no eran a sus abogados, sino a los acusados (independientemente de con quién hablasen), y que en estas conversaciones los acusados daban ordenes a sus abogados para que destruyesen pruebas incriminatorias.

Y mientras Garzón imputado, acusado por la Falange, un pseudo sindicato de ultra derecha, y los propios corruptos de la Gürtel. Algo huele a podrido en la justicia española.

Anuncios

0 Responses to “Algo huele a podrido”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: