Defying Gravity

Estos días he estado terminando de ver series que tenía pendientes, y aún tengo que terminar las últimas temporadas de Dexter y Fringe, así que aprovecho y rescato esta reseña que tenía a medio terminar de Dfying Gravity.

Lo reconozco, me encanta la ciencia ficción, y dentro de este género, la ficción científica espacial me puede, tanto que hasta me gustó Apolo XIII de Ron Howard, con el odio que le tengo a él. Por eso cuando leí acerca de Defying Gravity la anoté mentalmente para verla, sin importar que en muchos blogs la apuntasen como una Anatomía de Grey del espacio.

“Mi viejo suele decir que los viajes espaciales son como un juego de tontos. Que los humanos estámos compuestos al 60 por ciento de agua. Que comemos, dormimos, defecamos.… Que no podemos cumplir órdenes, y que explotamos como piñatas cuando estamos expuestos al vacío del espacio. Últimamente, me pregunto si tiene razón.”

Los astronautas del Antares se preparan para la misión más importante de la era espacial: Venus, un viaje de varios años en el que recorrerán el sistema solar tomando muestras y realizando experimentos científicos en los planetas por los que pasen, aunque pronto comienzan a suceder extraños acontecimientos que pondrán en peligro toda la misión. Los astronautas tendrán que hacer piña en un medio hostil y averiguar que está pasando, si es un serio caso de locura espacial, o su misión aparentemente científica tiene otros fines que sus superiores les han ocultado. Así a bote pronto recuerda bastante a 2001, pero la cantidad de astronautas que pueblan la Antares (4 hombres y 4 mujeres) y las complejas relaciones entre los personajes hacen que el ritmo sea completamente distinto. La acción se sitúa en dos espacios temporales, el principal en la nave Antares, y otro más recreado mediante flashbacks durante la formación y entrenamiento de los astronautas.

La parte científica está muy bien tratada, la tecnología usada es factible y nada descabellada, lo que hará las delicias de los amantes de la ficción científica. Detalles como las interfaces táctiles y otros gadgets futuribles o tecnología usada en la nave espacial son muy realistas y no dan la sensación de pegote efectista. Los efectos especiales y la recreación de la nave son impresionantes y son más propios del cine que de la televisión (lo que se llevó buena parte del presupuesto de la serie).

La vida social de los personajes existe, y aunque algunas de las relaciones entre los personajes me recordaron remotamente a Anatomía de Grey, ni mucho menos se puede calificar a la serie como tal, ese incluso puede haber sido uno de los motivos de su cancelación, ya que James Parriot, creador también de la mencionada Anatomía de Grey, la vendió así a las cadenas de televisión para facilitar su realización ya que estas eran reacias a embarcarse en el proyecto debido al importante coste económico. Con media temporada rodada, y viendo que ese no era el proyecto que le habían vendido ni que habían promocionado, la ABC decidió cancelarla, dejando solo una temporada de las cinco con las que en principio iba a contar.

“Una de las primeras cosas que aprendes en el entrenamiento no viene en el manual. Es instintivo. Cosas de Darwin. Nunca muestres debilidad. En un mundo darwiniano, lo vulnerable se convierte en comida.”

Una lástima ya que este precipitado final ha dejado algunas incógnitas en la trama, aunque el final ha sido bastante aceptable. Podría pensarse que con el fin ya asegurado, la serie terminaría con un cliffhanger brutal, o que se precipitaría con un final atropellado, pero los realizadores han sabido hacer una labor más que correcta cerrando lo indispensable en un más que digno final. Durante un tiempo se barajó que canales del género como ScyFy se hiciesen con los derechos de la serie y la continuaran, pero por lo visto no llegaron a buen puerto y se liberó a los actores de su contrato y se destruyeron los decorados.

Resumiendo… una serie de ficción científica que hará las delicias de los amantes del género, que no llega a hacerse pesada, y que para bien o para mal, no llegará a serlo, ya que finalmente solo contará con una única temporada. Demos las gracias pues a la ABC y a sus directivos lumbreras, paradigmas de la inteligencia que deberían hacer un favor al mundo y morirse para que su semilla genética no se propague por el mundo.

Anuncios

0 Responses to “Defying Gravity”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: