Estudios de mercado

No entiendo los estudios de mercado, y no solo porque hayan dado luz verde a los anuncios de la encuesta anterior (en la que por cierto no ha participado casi nadie), sino por otros muchos anuncios que causan más rechazo que aceptación, o como mínimo incomprensión, al menos en mi caso.

Tenemos por ejemplo el caso de los insecticidas, en cualquier formato en que aparezcan en el mercado, ya sean trampas para el suelo, polvos, insecticidas en spray para gasear, armas químicas, etc. Si os fijáis, en todos los anuncios de estos productos paradójicamente no sale nunca el motivo de nuestra necesidad del producto: el insecto. Siempre sale disimulado en forma de dibujo animado, incluso los anuncios más viejos como aquel de las cucarachas negras de juguete que se movían dándoles cuerda. Los más recientes recurren a dibujos animados para representar cucarachas, polillas y mosquitos.

¿Por qué? Tal vez los encargados de esos estudios de mercado piensen que al sector al que va dirigido ese producto (mayoritariamente amas de casa) les parecería repulsiva la visión de las cucarachas y esto sería perjudicial para las ventas. Yo personalmente pienso que las cucarachas causan repulsión a todo el mundo por igual, incluido yo. Es más, si viese en pantalla una enorme y suntuosa cucaracha americana de estas marrones, enorme e hiperactiva, y asquerosamente real, además de la repulsión normal, también sentiría una necesidad imperiosa de lanzarme al primer Mercadona, Consum o Eroski de la zona a comprar el insecticida que se esté anunciando en ese momento.

Y el caso es que no sé si un insecticida de estos de spray sería lo suficientemente potente para exterminar a las cucarachas americanas, y no es una forma despectiva de referirme a los yanquis, a estos los llamo simplemente los americanos inútiles. No, me refiero a esas cucarachas marrones y gigantescas, del tamaño de un gato pequeño que son extremadamente resistentes, ágiles y agresivas, ademas de inteligentes, como prueba su uso de tácticas de guerrilla, como el vietcong. Comparadas con la tradicional cucaracha negra española, estas son una especie de Hulk del mundo cucarachil. Las españolas eran tan nobles e inofensivas que lo más que hacían era hacer «chof» cuando las chafabas; estas si te descuidas son capaces de arrancarte 4 dedos de la mano si eres un humano adulto, y si eres un enano, pueden llegar incluso a arrancarte la cabeza de un mordisco.

El otro día tuve que lidiar con dos de ellas y dudo mucho que un insecticida comercial pudiese hacerles daño (tal vez con gas mostaza o el sarín), pero como ser humano que soy, civilizado, sensato y racional, la primera intención fue gasearlas, como Sadam. Lástima que no tuviese ningún insecticida a mano, y no lo tenía porque las empresas que los anuncian usan adorables dibujitos de insectos en sus anuncios, en lugar de la cruda, dura y repulsiva realidad.

Y ahora un poco de publicidad subliminal…

cucaracha_americana

Anuncios

0 Responses to “Estudios de mercado”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: