Mil horas

El otro día estaba leyendo con la televisión sonando de fondo, oigo los primeros acordes de una canción, una melodía conocida, levanto la vista esperando ver a Andrés y… oh! horror! EL HORROR!

No era Andrés, era el despreciable, rancio e insulso Alex Ubago versionando fusilando un temazo mítico de la Argentina de los 80, cuando el bueno de Andrés aún bregaba con Los abuelos de la nada.

¿Pero qué hace este chaval atreviéndose con canciones de Calamaro? No es solo que sea menos expresivo que un palo de escoba, es que además tiene el mismo carisma que una tabla de planchar. Un candidato más a la porra de la muerte. Es una lástima que el punto 4 de las reglas prohíba tajantemente participar en el asesinato de alguno de los candidatos.

También es interesante recordar las pintas que tenían allá por 1985, pintas horribles, por supuesto. La aberración perpetrada por Ubago no la pongo porque me da urticaria.

Anuncios

3 Responses to “Mil horas”


  1. 1 labea 9 agosto, 2009 en 13:25

    ¿Lo ve?

    ¡Muerte a (casi todos) los versionadores!

    ¡Capullos acreativos!

    Grrrrr.. ¡guau!¡guau!… grrrrr…

  2. 2 puzol 9 agosto, 2009 en 16:50

    donde esta la porra de la muerte esa
    Mi voto es para david hasselholf

  3. 3 Mica 14 abril, 2010 en 05:04

    Me parecen que estan al pedo y le tienen envidia a alex es una gran persona y lo que hizo fue vn tributo. Uds … No saben nada


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: