Deportemos a Aznar

Vuelve Aznar, y vuelve con otra de sus perlas tan habituales, aunque yo no consigo habituarme a sus delirios. Ahora sale el tío diciendo que el mérito de que Patxi López sea el nuevo Lhendakari es de Mayor Oreja.

No sé que sigue haciendo el tío este por aquí después de todas las que nos ha liado, guerras y mentiras incluidas. Ahora se atribuye el mérito del espectacular avance del Partido Socialista de Euskadi, y seguro que cuando salgamos de la crisis también se subirá al carro, olvidándose de que sus políticas urbanísticas ultraliberales, y su afán de dinero fácil a cualquier precio fueron precisamente los cimientos de nuestra particular crisis inmobiliaria.

Deberíamos deportarlo a los Estados Unidos, tanto que le gustan, y que no vuelva. O mejor aún: a Irak, que allí también ha hecho muchos amiguitos.

¿Por qué cuando alguien señala al cielo el tonto mira al dedo?

Anuncios

0 Responses to “Deportemos a Aznar”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: