El ataque de la alpargata

El ataque se produjo ayer durante la rueda de prensa que hacía el presidente Norteamericano junto al primer ministro iraquí Nuri al Maliki, para cerrar la visita sorpresa que hacía el presidente al país en guerra.

El primer proyectil falló por muy poco el blanco representado por la cara del presidente, el cual hemos de reconocer que demostró unos envidiables reflejos esquivando hábilmente la alpargata tele dirigida que pasó a escasos centímetros de su cabeza. Sorprendentemente ninguno de los agentes del servicio secreto ni los guardaespaldas saltaron sobre el presidente intentando parar la alpargata con su cuerpo, debemos asumir pues que este recurso cinematográfico tan conocido es falso. También puede ser que sí estén dispuestos a parar una bala con su cuerpo, pero no tanto al ser el proyectil en cuestión una temible alpargata. De todos es sabido que a una bala puedes sobrevivir con el equipamiento adecuado y la correcta asistencia médica, pero de una alpargata… ¡Ay de una alpargata! de eso no sobrevive nadie, al menos no sin graves lesiones incurables.

El terrorista aún dispuso de una segunda oportunidad para lanzar la otra alpargata viendo que nadie hacía el más mínimo gesto para impedírselo, pero la lanzó ya a desgana, se nota claramente que carecía del ímpetu del primer lanzamiento y que lo hizo solo para el lucimiento del primer ministro Maliki, que desvió el alpargatazo de un grácil y elegante manotazo. Tras este segundo intento, fue finalmente reducido por los agentes de seguridad que forcejearon un rato antes de llevárselo a rastras.

¡Zapateros del mundo! Afinen sus punterías porque a Bush le queda ya poco de presidente y esto ya no tendrá tanta gracia cuando sea un mindungi. Al menos nuestro zapatero particular se la pegó en toda la cara cuando Bush estaba en la cresta de la ola.

Anuncios

2 Responses to “El ataque de la alpargata”


  1. 1 fornes 15 diciembre, 2008 en 20:01

    Si te das cuenta, lo mejor de todo es la cara de chimpance que pone en cuando recibe el primer alpargatazo. Yo le habría tirado dos granadas de mano para que lo hubiesen volado en el acto. Me parece vergonzoso, que encima alardee de que es la segunda vez que visita Irak y que ahora reconozca y eche las culpas al Pentagono de todo.

    Que se lo lleven al Zoo de Barcelona, cerca de la Jaula de Copito. Estando ahi el mundo estará mucho mas seguro.

  2. 2 Ulthar 15 diciembre, 2008 en 21:34

    Eso! eso! junto a Copito de nieve! a dos metros bajo tierra!

    :P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: