The force unleashed: conclusiones finales

Durante esta semana solo he podido jugar a ratos, pero ayer por fin terminé el modo historia, así que después de las valoraciones iniciales, viene la opinión final.

Star Wars: The force unleashed, no es, ni de lejos, un mal juego; pero está tan lejos de ser un mal juego como uno bueno. El resultado final es algo decepcionante, tal vez por las expectativas creadas. Todos esperábamos que los controles gestuales de la Wii revolucionasen los juegos de Lucas Arts, ya que parecía que estuviesen pensados expresamente para los juegos de Star Wars, y curiosamente ese es el mejor acierto del juego, el control y el gameplay, lo demás es como si lo hubiesen dejado de lado creyendo que el peso del nombre de la franquicia por si solo hiciese el resto.

Starkiller en duelo con el general Kota

Starkiller en duelo con el general Kota

Entremos en profundidad. Los puntos positivos siguen siendo los que enumeré en el post anterior: un control de la fuerza mediante los controles de la Wii realmente espectacular, unos gráficos notables (aunque los personajes sean menos expresivos que Clive Owen), y una banda sonora y efectos sonoros sobresalientes (pese a que algunos actores de doblaje podrían haberse esforzado un poco más en el tono, parece que estén todos haciendo la lista de la compra, demasiado inexpresivos).

En los puntos negativos destacan la nula dificultad del juego. No podemos elegir nivel de dificultad, por lo que la vida del juego se reduce drásticamente; una vez te lo has pasado y ya dominas los poderes de la fuerza, no hay nada que te motive para jugarlo de nuevo, ya que el reto va a ser igual de fácil. Ya dentro del juego, la facilidad se debe principalmente a que hay vidas infinitas, cuando te matan, simplemente vuelves a aparecer. Tampoco hay puzles de ningún tipo, el juego se reduce a avanzar matando todo, machaca, seguimos avanzando, machaca final, escena cinemática y vuelta a empezar; que al fin y al cabo es lo de siempre, pero tendría algún aliciente si cada vez fuese más difícil.

Starkiller dando los buenos dias a un soldado imperial

Starkiller dando los buenos días a un soldado imperial

El argumento también es bastante decepcionante, plano, previsible y en algunos momentos absurdo. Se nos dijo desde un principio que el protagonista iba a ser un Sith, y muchos nos frotamos las manos, pero conforme avanza el juego uno va viendo poco a poco como nuestro Sith malote se va haciendo cada vez más bueno, y nos da la sensación de que estamos jugando otra vez al Jedi Knight con Kyle Katarn.

Algunos giros del argumento son ridículos, como la vuelta de varios personajes de la muerte; no es solo que te claven un sable laser en el pecho, y luego te curen; con las cápsulas de regeneración de Star Wars es perfectamente posible, pero es que varios personajes son expulsados al espacio solo para volver a aparecer poco después.

Como he dicho antes, The force unleashed no es un mal juego, pero me quedo con la sensación de que podría haber sido muchísimo mejor si se hubiesen esforzado en pulir algunos detalles. Si obviamos el tema del precio, que es otro debate, no me arrepiento para nada de haberlo adquirido. Al igual que yo, cualquier fan de la saga disfrutará con él, pero la puntuación final se resiente, quedando en un 7 sobre 10.

Anuncios

1 Response to “The force unleashed: conclusiones finales”



  1. 1 Star Wars: The force unleashed « Ulthar Trackback en 27 septiembre, 2008 en 13:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Flashbacks

RSS Últimos temas escuchados

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Licencia

Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Member of The Internet Defense League


A %d blogueros les gusta esto: